domingo, 26 de octubre de 2014

Teke-Teke

Una escalofriante leyenda urbana japonesa habla de una chica que tras ser asustada, en una broma por unas compañeras de clase, acabó en las vías del tren donde murió partida en dos. Desde entonces vaga convertida en un torso…



En tierras niponas circula una terrorífica leyenda que habla sobre un espíritu femenino al que le falta la mitad inferior del cuerpo. Los que la han visto aseguran que se arrastra con las manos, (terminadas en dedos largos) y que se desplaza haciendo un sonido del cual recibe su nombre: “Teke Teke”.

Una teoría dice que el Teke Teke es el fantasma de una colegiala japonesa que vaga por las estaciones de tren en Japón. Siendo una chica objeto continuo de bromas y burlas, era blanco fácil de bromas pesadas, hasta que un día de verano, la broma se convirtió en pesadilla, y sus compañeros, viéndola que esperaba el tren absorta en sus pensamientos, se acercaron sigilosamente por atrás y le lanzaron una cigarra en el hombro, haciéndola dar un brinco que la hizo terminar en las vias, donde un veloz Shinkansen, (tren de alta velocidad), la partió en dos. Desde ese día, ella pena cerca de las estaciones, buscando acabar con bromistas como los que la precipitaron a su muerte, aunque no duda en acabar con inocentes también…

El Teke Teke es un fantasma que arde en ira, buscando afanosamente compartir con cuantos pueda su amargo destino pues probablemente no recibió ayuda de nadie cuando cayó a las vías. Por eso cuentan que sorprende a las personas que esperan el tren, empujándolas por la espalda a las vías, o bien ataca con sus garras dejando horribles heridas. La versión mas extremista de la leyenda se completa en que, en cualquiera de los casos en que la víctima muere, y se convierte en otro “teke teke” más…

La historia del escolar asesinado, es tremendamente popular entre los escolares japoneses. 

Un estudiante de una escuela solo para chicos salió  más tarde de lo debido, cuando de pronto, antes de que abandonara el colegio, escuchó un extraño ruido detrás de él. El muchacho se giró y vio que, observándolo desde una de las ventanas del segundo piso de un edificio lleno de aulas, estaba una hermosa chica de misterioso aspecto. Ella lo veía con los brazos apoyados en el alféizar y la cara entre las manos, él no podía ocultar el asombro que le producían aquellas dulces facciones y aquellos ojos negros, profundos y templados. ¿Qué hacía una chica así en un colegio de hombres? Él no lo sabía, y dejó de importarle cuando ella sonrió coqueta y maliciosamente, pero este no fue más que el principio del fin, porque tras un par de segundos ella saltó por la ventana y cayó al pavimento, sin destrozarse, y revelando que su cuerpo carecía de mitad inferior…

Congelado por el terror, el muchacho la vio arrastrarse con los brazos, haciendo un ruido que era como “tek, tek, tek, tek, tek”… Trató de gritar pero la voz no le salía, trató de salir corriendo pero sus piernas solo podían temblar y temblar… 

Ahora sabía que se trataba del famoso Teke Teke japonés, pero era demasiado tarde; y ella, que iba dejando una estela de sangre nacida de sus órganos expuestos, saltó violentamente sobre él, y una de sus garras a modo de guadaña lo cortó en dos, condenándolo con ello a ser otro “teke teke” más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...